lunes, 31 de diciembre de 2012

Búscame en la cima " Momentos inolvidables del año 2012 "


Uno cuando valora algo en su vida, es porque ha sido algo importante o simplemente porque ha dejado huella. Este año 2012, ha sido un año de gran enriquecimiento, con nuevos retos a nivel deportivo y profesional. Quizás todo empezó a forjarse a finales de 2011, una persona llamada Nuria Burgada, me plantea realizar un sueño, crecer como persona, viendo una realidad totalmente distinta, en un centro educativo en mitad de la montaña. Así se fue alimentando, "mi sueño",… 


En el tema deportivo, empezaría una nueva época, guiada por mi entrenador Iván Ortiz, gran amigo, pero mejor persona, con el he sabido gestionar mi fuerza y aprender a sentirme uno más en la montaña. 


Comenzando el año, nos toca el sorteo de la carrera más famosa del mundo e importante, Ultra Tour The Mont Blanc, correría la CCC a finales de Agosto. Todo esto no quedaría así, viajando hacia la Cerdayna, recibo una llamada de Lorenzo (que preocupado me has tenido, lo único negativo del año, pero al final,... Integral de Sierra Mágina y mucho más).Chamorro!!!Que sí!!Que te ha tocado!!! Ya estas dentro de Zegama!!! Una de las mejores carreras del mundo, la que tanto he oído hablar, que ilusión. Pero claro, la semana que me esperaba en los pirineos sería increíble, viendo una nueva realidad, unos niñ@s diferentes, los cuales tenían una manera de aprender distinta,  pero claro, todo esto rodeado de unas montañas magestuosas. Mis recuerdos afloran de la Cerdayna, primer día, primeros minutos, comiendo con Xavi, Dani, Nuria y Naila,… comenzamos a reir… “somos felices”.  


En esos días, me di cuenta, que montaña/naturaleza y educación puede ir de la mano, transmitiendo nuevos valores a los niñ@s. Tocaba volver y decir un “hasta pronto”. Las carreras por montañas continuaban, siempre la tan especial Subbética Trail, con mi amigo Kiko Lozano y Paqui a la cabeza, sería mi prueba talismán y volvería a cosechar otro gran 5 puesto de la general. Entre competición y competición, momentos inolvidables con mi amigo/hermano Zaid, entrenamientos por lugares de nuestra Subbética. Las grandes carreras continuarían, como el Campeonato de España de Carreras por Montaña “Cañon do Sil”, mis buenos resultados y sensaciones aperecerían, entre barro y grandes bosques verdes. Pero…. Zegama llegaría dos semanas después, que decir de esta carrera, ¡quiero volver! Es muy especial,… ambiente, gente, montaña, lo tiene todo. Subiríamos un grupo de andaluces, gente que ama esto, y además fue el momento de conocer a mi ídolo, Kilian. Hablar de la carrera ya tubo su momento, solo decir, que me acuerdo subiendo al pico Aratz, oía como retumbaba el pico Aizkorri con los gritos de la gente y eso que no lo veía por la densa niebla. Allí también estuve con mi amiga Oihana Kortazar, Jon y su pequeño Aimar, son geniales. Aaahh!!! También conocí a mis amigos, el mago Jordi Saragossa y Ariadna, mil gracias por plasmar en la fotografía todo lo que uno ve, todo lo que uno siente y simplemente, tratar las imágenes con mucho cariño. Más tarde acabaría, a nivel educativo, mi primera promoción de primaria y porque no decirlo, gracias a compañeros, padres, madres y alumn@s por ayudarme a aprender tanto. Volví en Junio para el Kilian Klassic, en realidad fueron unos días de montañas increíbles (Carlit, Puigmal, Cadí,..), una semana inigualable, gracias a Xavi y Nuria por portaros así conmigo. Seguidamente participaría en el Campeonato de Andalucía de Carreras por Montaña, creo que ha sido mi mejor resultado en una prueba tan importante, teniendo en cuenta el nivel que hay en Andalucía, el tercer puesto, seguido de un Zaid intratable y mi amigo/entrenador Iván Ortiz, fue mi mejor victoria. 


 Sin respiro alguno, me marcharía a mis campamentos, donde volvería a disfrutar de risas, disfraces, canciones, con mi relevo y gran amigo Dani Brull. 



Antes de llegar a los Alpes, realizaría una de las pruebas más emblemáticas de Andalucía, los 50 km Subida de Granada al Veleta, todo por asfalto, me quedo con encontrarme antes de llegar a la cima con mis amigos Agustin y Javi (fueron exclusivamente a verme) y con todo el grupo de mi antiguo club Valdepeñas Athletics, que tiraron de mí en los últimos metros, siempre agradecido a todos ell@s. Volando a Ginebra para participar en la CCC, me acordaba de todos los vídeos, imágenes, seguimientos, que había realizado de esta carrera durante los últimos años, pero, que feliz era, de estar acompañado de tan grandes amigos. La carrera me brindó con grandes estampas, ver el Mont Blanc desde el Coll de Ferrer fue la “imagen” y finalizar la carrera con mi amigo José María de la Oliva fue el ”sueño compartido”. Allí llego la frase que determinó el final de temporada, “si vais a volver, hay que hacerlo bien, correr la UTMB” por Paquito Ramírez, que grande, como “afina” el tío, y así fue. Todos manos a la obra, que nos quedan 3 meses para completar los puntos, primer destino “Ultra Emotion Jaen”. Un recorrido el cual me sorprendió muchísimo, por sus paisajes tan cambiantes, pero quizás sufrí más de lo esperado, pero solo por una razón, compartir muchos kilómetros con un gran experto de esto y simplemente, porque merecía la pena estar al lado de una gran persona Ernesto Angulo. Antes de viajar al Ultra de Chiva , correría dos pruebas Almeria y Laujar, con unas sensaciones un tanto distintas, pero completando una copa de CXM en Andalucía. Entre todo este lío de viajes, habría que forjar un sueño, el “intercambio” se plantea en los dos curso de 5º de primaria y…. que si!!! Que hay ganas!!! Los niñ@s tienen mucha ilusión!!! Buaaahhh!! Que contento. Bajaría Nuria (acompañada por Xavi) para hablar con mis “familias” ( me refiero a padres y madres de los alumn@s que tengo este año ), creo que esto fue suficiente para convencerlos. Les hice de guía durante esos días por Andalucía, me quedo con una frase “Andalucía es verde y llena de colores”. Más tarde, en solo dos semanas, una nueva visita, Jordi y Ariadna vienen a Andalucía a petición mía, para fotografiar la presentación del libro de mi hermano, eso sí, un fin de semana sin descanso, pero con muchas risas y buenos momentos "vascos".  


 Y ya por último, Ultra de Chiva, nunca me imaginaría acabar tan bien el año, 5 º puesto de la general y muy buena sensaciones.  Ahora que más puedo decir, nuevos objetivos y sueños por cumplir en este nuevo año,…. Por último, los agradecimientos, a Eva por entender que soy feliz haciendo lo que hago, a mi familia por ser parte de todo esto, a Iván Ortiz por darme el equilibrio que necesitaba, a mi Hockey Alcalá por acompañarme y demostrarme su amistad en todo momento, a todas aquellas bellas personas que he conocido en este año, a mis compañeros SAFA, por entender lo que hago y demostrarme todo su apoyo, a una “tribu” por quererme tanto y preocuparse por mí, a mis niñ@s de mi escuela que me hacen felices en todo momento, a mis amig@s por ser fans de mis aventuras, y simplemente a tod@s que creen en “búscame en la cima”.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Integral de la Vertiente Sur de Sierra Mágina



Ficha técnica:
Distancia 27 km
Desnivel +1.638 m.
Tiempo total 6 horas y 18 minutos (más del 80 % del recorrido con nieve)
Salida del Cortijo Vista Alegre, carril de la Tosquilla, realizaríamos un giro a la izquierda, donde continuaríamos por un sendero hasta la cañada de las cruces. Seguimos por la pista, que al final se transforma en sendero, dirección Peña Jaén 2.148 m. Donde empezaríamos a ir por toda la cresta, pasando por pico Mágina 2.165 m., Refugio Miramundos 2.080 m hasta el pico la Peña 2.015 m.Volveríamos al refugio Miramundos y realizariamos un descenso por el mismo sendero de subida hasta alcanzar la cañada de la cruces.



sábado, 15 de diciembre de 2012

jueves, 13 de diciembre de 2012

Finalizando la temporada 2012 en el Ultra de Chiva


Ultra de Chiva, unos 63 km más 3.000 metros positivos, esta era mi última carrera de la temporada 2012 y además tenía que acabarla, si para el año que viene quería aspirar a participar en el UTMB.
Viernes. Me voy desde las Casillas de Martos hasta Jaén para dejar el coche y partir ahí continúo el camino con Noelia y Lorenzo. Más tarde llegaríamos a Puente Génave, donde recogeríamos a Emilio Vizcaíno para así marchar los cuatro rumbo directo hasta Chiva, como siempre viaje de risas, aventuras, etc. Después de más de cuatro horas, llegamos a nuestro destino, aparcamos el coche y nos dirigimos hasta la zona de entrega de dorsales. En el trayecto nos encontramos con el amigo Mikel Leal y otros dos compañeros, nos cuentan aspectos de la carrera y nos pegamos unas buenas risas, pienso “estos vascos son unos cracks”. Ya en la zona donde estaban todos los corredores, me encuentro con Manoli (amiga y gran corredora por montaña), hablamos con ella y con Paco (organizador de la prueba).

 Nos vamos pronto para el Hotel, que hay que madrugar para la salida de la prueba.
Son las 6:00 de la mañana, temperatura ambiente unos 8 grados, valoramos qué material llevar, aunque parte de este lo hemos preparado la noche anterior, contaremos durante la prueba con la asistencia de Loren, al cual le doy comida e isotónico.

  

Ya son las 6:55, estoy a cinco minutos de la salida, bien colocado y con mi frontal en la cabeza para encenderlo en cuanto entremos en el monte. La salida se realiza a un ritmo alto, mientras tanto, un animador nos hace sentirnos con su micro como verdaderos “gladiadores”, me coloco en cabeza, no lo dudo, los tres vascos (Mikel entre ellos, uuff!!! No paraba de hablar) tiran del grupo, pero pronto marcharán a la parte de atrás (buscaban mejorar el tiempo del año pasado que fue 7.15)… Me encantaba mirar atrás y ver esa serpiente de luces que se empiezó a formar, nos quedamos un grupo de unos 8 corredores, pero…. me pongo a tirar, me encuentro bien y por qué no, a darlo todo… Un tal Santi (una máquina del equipo de Cuenca) se coloca detrás, presiento que vamos demasiado rápido, así es, lo compruebo en mi reloj, vamos como si fuera una carrera por montaña de 30 km. Giro la cabeza, observo un bello amanecer en el horizonte de Valencia, con su costa al fondo, pero me doy cuenta de que nadie más mira; todo el mundo muy atento al ritmo de carrera. Empiezo a darme cuenta de que el ritmo sigue exigente y a partir del km 10 me centro en ahorrar en mi zancada. Me coloco quinto, adelantaría a otro corredor y me situaría cuarto, antes de llegar al avituallamiento donde se encontraba Lorenzo, donde le doy frontal y cortavientos, menos la camiseta larga térmica, hace frio y debo de abrigarme. Continúo en la misma posición controlando a la gente que llevo detrás, no me cogen terreno, eso quiere decir que todos vamos con la reserva puesta. Entre buenas subidas, partes técnicas, arroyos secos, veredas con piedra, precipicios, el recorrido es bonito, mi ritmo sigue vivo, aunque tomo una mala decisión… 

Emilio Vizacino en una de las partes más rápidas de las carrera.

Cuando llevo cuatro horas de carrera, siendo las 11 de la mañana, me quito la camiseta térmica, pensando que la temperatura es cálida, lo cual hace que me provoque un enfriamiento que me deja algo débil, sé salir de ese momento, pero dos corredores me dan alcance y me adelantan. Ahora en sexta posición llego hasta el avituallamiento del km 50, tomo isotónico y algo de Nutella, no paro casi nada y adelanto a uno, me coloco en quinta posición. Ya sabía que a partir de aquí me tenía que dedicar a aguantar la posición, me marco un buen ritmo, y además me motiva mucho ir adelantando a gente de la carrera corta. Aunque ya en la última subida -45 % de desnivel- veo que no le llevo mucho tiempo al sexto y séptimo clasificado, eso hace que vuelva a incrementar el ritmo y acabar la carrera a 3.45 el km,… ya en los últimos metros, disfruto de la gente, de los ánimos de Noelia (se tuvo que retirar por esguince de tobillo) y Lorenzo, abro los brazos en el arco de meta… Había disputado una gran carrera. Quinto de la General en 6 horas 20 minutos durante 63km, gran marca y mejores sensaciones. Emilio Vizacino finalizo en el 72º General y 7 horas 38 minutos. La vuelta a casa sería al día siguiente, para celebrarlo alguna cerveza Estrella de la zona y visita turística al Castillo de Chiva (¿¡Si hay castillo!?) La conversación de vuelta se centró en estadísticas y cálculo mental de habitantes medio por ciudad o pueblo (je, je, je). Bueno y qué decir, que ya tengo grandes objetivos para 2013: Transvulcania y UTMB (si toca en el sorteo…).
Con mi amigo Mikel Leal.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

sábado, 1 de diciembre de 2012

Jordi Saragossa y Ariadna Puig " Los recuerdos afloran cuando miro las fotografías que hice "


Jueves 22 de noviembre de 2012, es muy tarde, faltan pocos minutos para que sea medianoche y nos encontramos en Granollers, dónde Jordi acaba de realizar una de sus charlas (¡ya es la tercera!).

Nos espera hora y media de viaje hasta Tarragona, allí pasaremos la “noche” y dormiremos hasta las 4am para seguir nuestro viaje hacia Baena, Andalucía...

Ese era el plan, después, pasó lo que pasó.

Nos pusimos a dormir a las 2am en Tarragona y ajustamos el despertador para levantarnos 2 horas después, la sorpresa fue despertar y pensar “¡el despertador aún no ha saltado y me encuentro plenamente recuperado de sueño!”. Era evidente que algo iba mal, eran las 7 de la mañana, el despertador nos retuvo y ahora teníamos prisa...

Este contratiempo y la mala suerte que lo causó auguraba un mal fin de semana... ¡Pues no! Fue al contrario, unos días indescriptibles en esas tierras llenas de olivos y buena gente.

Os vamos a contar...

El viernes llegamos a Baena a las cuatro de la tarde y Carlos nos esperaba con la sonrisa que le caracteriza junto al colegio donde trabaja de maestro de Educación Física, hicimos una vuelta rápida por la escuela mientras nos contaba algunas historias divertidas de sus niños.

Poco después cogeríamos su coche para comenzar la primera aventura del gran fin de semana. Nuestro primer resoplido lo dejaríamos iniciando un ascenso vertical hacia una ventana natural cerca de Zuheros en la cordillera Subbética, pues Carlos es un gran corredor de montaña y podriamos decir que su ritmo de subida era algo elevado... jejeje


Desde allí veríamos como el sol que nos acompañó durante el largo viaje en coche nos diría adiós y hasta mañana... el paisaje era magnífico y la compañía adorable, el silencio era agradable y empezábamos a acostumbrarnos a ese fuerte olor a olivo.

La ducha nos sintió de maravilla, sólo nos faltaba una buena cena y después de deliberar si Kebab o Pizza (a cual más saludable) nos decidimos por una enorme pizza con carne de kebab que sólo nos dejaba con un gran placer por cumplir... dormir.



“Buenos días!”.
Carlos sabia que el despertar después del largo viaje del dia anterior seria duro, le agradecemos el tiempo que nos dio y el gran desayuno que nos brindó! (tu ya sabes de que hablamos...)

Empezábamos de nuevo una nueva incursión por la Subbética, después de intentar averiguar nuevos lugares escondidos y liarnos un poco por tramos de Vía Ferrata... volveríamos al mismo camino que el día anterior pero cambiando la destinación final, la gran e imponente Cueva del Fraile nos esperaba...

En primer instante nos quitamos las mochilas y empezamos a recorrer algunos de los agujeros que escondía, observando también las bonitas estalactitas y estalagmitas que la adornaban... finalmente Jordi (que ya habia reconocido el espacio) cogería su cámara y empezaría a hacer sus fotos.



Se hacia tarde, era momento de descender, recoger las bolsas y dirigirnos hacia Alcalá la Real en donde Jose Chamorro (hermano de Carlos) presentaría el libro “Las Estaciones del silencio”. ¡Aaaah! ¡Claro! Para eso habíamos venido... ¡Jordi tenia que hacer las fotos del acto! 


Las pocas horas que pasamos en Alcalá la Real fueron también altamente productivas, fuimos a visitar La Mota, recinto defensivo de numerosas culturas e conquistas. Conocimos a la familia de Carlos, realmente encantadora, “de tal astilla, tal palo”.

Fue divertido cuando la madre de Carlos se confundió y pensó que eramos Vascos... Jordi le respondió “tranquila, somos casi los mismos, los que siempre la liamos”, “los que dan la vidilla al país” dijo Jose.


Después de la presentación, las horas en Alcalá se terminaban, teníamos que volver a la  cama, muertos de sueño y sabiendo que la mañana siguiente (domingo) el despertador sonaria temprano, pues seguiríamos nuestra aventura hacia Láujar de Andarax junto a Zaid Ait, Ivan Ortiz, Miguel y Antonio Mudarra, Blanca Serrano... y Carlos Chamorrín de los Bosques, nuestro guía!

De camino a Láujar y tras hora y media de trayecto, amanece a nuestros ojos nuestro último dia en Andalucía. No era un amanecer cualquiera, Sierra Nevada y el Castillo de Calahorra nos dejaban unos colores de postal. Como no, Jordi no tuvo remedio de parar y echar unas cuantas fotos...


Llegamos pues a Láujar de Andarax, esos viejos amigos de otras carreras nos sonríen y nos recuerdan que son las elecciones en Catalunya... tranquilos, hicimos el voto por correo! ;)

Una vez empezada la carrera nos disponemos a seguir las balizas en sentido contrario hasta encontrar un buen tramo para echar unas fotos a los amigos... los vemos pasar mientras les damos ánimos (que a algunos les hacen falta después de los 28Km recorridos) y seguidamente volvemos hacia el pueblo para comer unas tapas junto a Carlos y recordar los buenos momentos que hemos pasado...


Toca marcharse de nuevo, unas cuantas horas de coche nos esperan pero en la memoria nos quedan las palabras de Carlos: “¡Ahora me toca subir a mi!”

Carlos, ya te estamos esperando. Gracias por estos días, por los lugares, la gente y los pequeños detalles. ¡Gracias “maestro”!


Jordi y Ariadna